Sólo un momento.

11.4.12

Nunca nadie te enseña como despedirte, tener que decir adiós es lo más angustiante. Comprendo que la vida está llena de principios y finales, pero despegarte de ese ser que has amado mucho o poco, duele y duele de verdad. 
En este último año he tenido que decir adiós a más personas y animales de los que quisiera y a veces siento que ya no podré, pero luego lo pienso y sé que algún día cercano o lejano los volveré a ver.

1 lectores pasaron la laguna mental.:

J.R dijo...

Claro que si, eso es lo que yo tambn pienso, por lo menos me alegra la idea de que estará bien y bueno aun me queda la esperanza.
la vida de muchas vueltas
te sigooo me encanta tu blog! =)