28.11.10

Hablemos de machismo... yo nací y viví en una casa en la cuál esta ideología imperaba, en mi casa los hombres no lavaban trastes, ni cocinaban, ni lavaban ropa, ni limpiaban el piso, sólo se preocupaban de que su camisa estuviera bien planchada, de que su comida estuviera servida, de que su casa estuviera limpia, pero qué pasó cuando esas mujeres que hacían todo eso por ellos los superaron, ¿qué pasó?; antes cuando ellos tenían el control nadie se quejaba, pero cuando les llegó el turno a estas mujeres de superarse a ellas mismas logrando mejores ingresos y excelentes puestos en el trabajo, ahí empezaron los problemas, ellos no pudieron con la presión social y se marcharon, se marcharon solos, sin nadie quien les hiciera sus deberes, pero claro que esto no fue sólo su culpa, ellos crecieron en este ambiente rodeados de puras atenciones sólo por haber nacido varones y estoy segura que si les preguntáramos a todos ellos cuánto vale una mujer, ahora sabrían responder con certeza... como diría una abogada que conocí "Mujeres no críen hijos machistas, porque ustedes son las responsables de este mal".

15 lectores pasaron la laguna mental.:

eliale dijo...

wooow
ahora si que me haces pensar; yo creo que no crecí en una casa machista, pero pues aun así mi abuela tiene esa ideología y no me gusta.
:)

un besote

Sammy Love dijo...

Por suerte no naci en una casa machista, pero lo escrito te hace pensar mucho!
Un besito me encanto tu blog, te sigo, me sigues? :)

anuar bolaños dijo...

DUDA

Hay un aire de túnel en tus ojos oscuros.
El presagio tan temido se hace vigente.

Un silencio de varios días
me cuenta que tus sueños
andan desperdigados.

No sabes dónde poner la tristeza,
ruegas que las preguntas
se borren de tu voz.

No te atrae el sonido del mar.

No buscas desandar tus pasos
pero pides que la neblina
de la acera de enfrente se aclare un poco.

Oyes que un hombre habla a tu lado,
le miras y quieres creer que canta para ti.
Tomas su mano y empiezas a caminar.

El sabor de tu llanto se suaviza,
el viento sopla,
la penumbra se ha vuelto cálida.

Ay, si pudieras emprender el vuelo…

Agus dijo...

ay, me gusta mucho y es cierto :D AJJA
gracias por pasar por el blog, me encanto tu comentario, besitooo

Raquel dijo...

Tuve suerte y no nací en una familia con ese afán de machismo en casa, pero es todo cierto, ahora, ¿que pasa ahora?! se sienten tan inútiles..
Un beso fueeeerte!

sofi dijo...

Jajajaj es cierto, las madres son las responsables de este mal!
Un beso :)

Pau dijo...

te sigo, muy lindo tu blog :)

Aleksandra dijo...

Suerte he tenido de nacer con esta familia.
Tienes toda la razón.
Un beso

adolescente en proceso. dijo...

no crecí en un ambiente así, pero debe ser jodido jaja.
Y todo lo que escribiste tenes razón! un beso enorme!

Alicia Alina dijo...

Muy buen blog, me gusta mucho y te leo de cerquita. ^^

Besos de purpurina, ali.

Una invitación al mío: globosagua.blogspot.com

la hija de caronte dijo...

¡Qué gran verdad! Mi abuelo no había llevado una bolsa en su vida, hasta que a mi abuela empezó a fallarle la cadera. Muás

vientos de cambio dijo...

me gusta tu mambo

Catuú~ dijo...

Todo cambia, pero depende de nosotros para que sea así.
Bellisisimo blog, te sigo :D

MN dijo...

Y si, antes se daba mucho más el machismo, al menos yo fui educada en un colegio de puras mujeres y ahí nos recalcaban todos los días que hombres y mujeres estamos en igualdad, el mundo avanza y algunos se quedan atrás... excelente reflexión.

Jana and Vanessa dijo...

We really love those pictures in your sidebar!
Midnight Couture Girls