27.4.10

¡No puede ser, no puede ser, no puede ser, no puede ser, no puede ser, no puede ser!
Recién salía de mi trauma emocional con cierta personita de nombre apostólico, cuando sin pensarlo, me topo con el otro él y caigo de nuevo, creo que estoy destinada a enamorarme aunque no lo quiera.

4 lectores pasaron la laguna mental.:

R. sin anonimato dijo...

Como todas, supongo.

BF dijo...

lamentablemente el amor NO se elige..

La niña de Caronte dijo...

inevitablemente el amor nos hace a todos esclavos, muás.

Lavidasincolor dijo...

no podemos elegir enamorarnos o no hacerlo, eso simplemente, sucede.
pd:he vuelto!