17.4.10

Miro el pasado y veo todo lo que alguna vez soñé, un día me decidí a decirle que quería estudiar gastronomía a lo que me contesto casi irónicamente "tú tienes cerebro para más, no desperdicies tu inteligencia en algo que pueden hacer todos", ese día recuerdo que me sentí perdida de nuevo, después cada vez que cocinaba ya no sentía la magia que envolvía mis platillos, ya no sentía la devoción de preparar obras maestras; pronto encontré otra cosa en la que realmente era buena y me agradaba así que le comente "creo que me gustaría ser química" a lo que me respondió con una sonrisa enorgullecedora "es la mejor opción, sin lugar a duda serías excelente para esa carrera"; y pasó el tiempo hasta que realmente me di cuenta que mi destino me estaba llevando o arrastrando tal vez a otra opción, así que cada vez cuando me preguntaba que quieres ser de "grande" yo respondía con un aire de amargura, "aún no sé tal vez sea físico-matemática o química" y su expresión cambiaba a una de incertidumbre abominable por mi falta de decisión; en el fondo estaba convencida de que no quería estudiar nada de eso, que quería dedicarme a correr autos y a atender animales necesitados, pero como siempre la realidad se topa contigo y esa vez me llego de frente y con fuerza, estaba en un momento casi de desesperación porque no sabía que hacer con mi vida, pero de nuevo el destino me señaló el camino y creo que la mejor opción o al menos la mejor socialmente aceptable era la de elegir estudiar la carrera de Ecología, y cuando le expuse esta idea simplemente su cara de orgullo se desvaneció y me dijo "sabes que siempre te voy apoyar porque quiero lo mejor para ti, pero creo que no hay mucho futuro en eso, tal vez deberías recapacitar"; yo sé que en el fondo le rompí la ilusión de verme graduar como una química, pero estoy consciente de que no puedo andar por la vida cumpliendo caprichos ajenos, no ya no puedo seguir haciéndolo, ahora tengo que transitar sin el apoyo deseado y demostrarles que sé elegir lo mejor para mi.

2 lectores pasaron la laguna mental.:

Agus dijo...

para nada, nadie puede tomar desisiones por nosotros mismos, se dependiente, y deja que los demas hagan su vida y te dejen hacer la tuya :)
gracias por pasar por el blog :D

Hollie A. Deschanel dijo...

Cada uno tiene que vivir su vida. Esa es la única verdad.

:)