8.12.09

Y me hice la pregunta... ¿Realmente te necesito? y la respuesta es ¡no!, simplemente eres un capricho, sí un capricho más, tal vez el próximo mes ya ni me acuerde de ti, así que prometo mantener mi mente muy ocupada en situaciones que me beneficiarán.