31.12.09

Hay quienes clasifican los años en divertidos, amables, felices, pacíficos, equilibrados, amargos, tristes, nefastos, pero yo sólo los clasifico en excelentes, buenos, malos y perores. Y este año fue uno de esos que quiero borrar para siempre, uno de esos en los que casi ninguna persona lo hizo especial, por eso este año irá cargando para toda su existencia con la etiqueta de peor, porque no lo voy a negar, este año lo odie como hace mucho no lo hacía, porque este año me deprimí de las maneras más bajas, porque este año lo más importante se me fue, porque este año estuvo tan lleno de desdichas que tuve que soportar y porque este año fue un fastidio, en un principio pensé que sería el mejor, pero resultó horrible y lo peor es que puse mi mayor esfuerzo en esas cosas que creí buenas pero que nunca dieron frutos, por eso me olvidaré prácticamente de estos 365 días, porque ni para la prosperidad pasarán. Gracias a todos los cielos que el tiempo pasa y no se detiene porque no me gustaría estar un día más en este 2009 y esto no quiere decir que no agradezca y bendiga las cosas buenas que me pasaron, que si bien fueron pocas pero las agradezco y espero que el próximo año venga cargado de la mejor energía y que el mal momento en el que estoy atorada termine hoy, porque mañana me propongo amanecer con nuevos aires de cambio que supongo me ayudarán.