18.7.09

Y cada mañana al despertar intento convencerme de que SI es POSIBLE, pero al transcurrir el día se va haciendo cada vez más difícil al punto de pensar en tirar todo por la borda, pero al estar en silencio y meditarlo de nuevo, me doy cuenta que vale la pena todo lo que estoy haciendo por ¡ayudarla!.