31.7.09

La vida nos enseña a amar, pero también nos enseña a desilucionarnos, entonces, ¿Qué hacemos?...
a) Amamos todo hasta a la desilusión. o b) Desilucionamos el amor...
Creo que iré por la primera opción, no es la más fácil, pero es la mejor.